sábado 19 de agosto de 2017
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados

"Chile: Aduana del siglo XXI" Entrevista a Fabián Villarroel

  • Written by AduanaNews
  • Published in Entrevistas
Featured Fabián Villarroel Ríos, Jefe de Asuntos Internacionales Fabián Villarroel Ríos, Jefe de Asuntos Internacionales
Al servicio de Aduanas de Chile, ellos son grandes profesionales. Fabián Villarroel Ríos, Jefe de Asuntos Internacionales y Jaime González Pradenas, Subdirector de Informática (TYP) son responsables de áreas estratégicas del  organismo que funciona bajo la órbita del Ministerio de Hacienda, a cargo del Ministro Alberto Arenas. 
Desde Valparaíso, hablan sobre la Aduana del siglo XXI, clave para el comercio exterior. El encuentro con Aduana News es preciso: viernes por la mañana, Plaza Sotomayor, sector Puerto de una ciudad cuya arquitectura magnetiza. Todo listo para la entrevista: papel, lapicera y grabador. Miro el reloj. Ya es la hora.
 
¿Cuáles son las exigencias para las aduanas ante el nuevo escenario del comercio exterior?
Fabián: El contexto del comercio internacional ha cambiado mucho en los últimos años a partir de un proceso clave como es “la globalización”. Los países se acercan, se fomenta más el comercio, surgen nuevos actores. Si antes el principal comercio se realizaba entre los Estados Unidos - Europa y el escenario era el Atlántico, hoy, esto cambió. Con la Cuenca del Pacífico se presentan múltiples escenarios y actores, especialmente, China que a mi parecer, será el actor más relevante de aquí a veinte años. A este nuevo contexto, se incorpora mayor tecnología para el transporte. Facilitando entonces que el comercio internacional sea mayor y más veloz, modificando, de alguna manera, las reglas de juego. 
Ante los riesgos, el comercio exterior presenta desafíos importantes tales como la “seguridad”. Basta recordar el atentado a las Torres Gemelas, en los Estados Unidos, el 11 de septiembre de 2011, a partir del cual, asegurar la salida|ingreso de mercancías es un tema de preocupación.
Además de ello, existe  el tema de las “barreras no arancelarias”. Es decir, si bien el comercio internacional estuvo caracterizado por el pago de impuestos aduaneros, actualmente, las mercancías pagan menos aranceles como resultado de múltiples acuerdos comerciales y, además, deben cumplir otros requisitos vinculados a propiedad intelectual, medio ambiente, medidas fitosanitarias. Normas que, de alguna manera, hacen que el comercio exterior sea un poco más complejo y presente nuevas exigencias a las Aduanas.
Esto implica que  el rol de las Aduanas, hoy, sea completamente distinto. Dependiendo su grado de la política comercial externa que el país aplique.
No obstante, son nuevas exigencias mundiales para todas las Aduanas. En base a esto, considero necesario definir un nuevo modelo de Aduana.
 
¿Dónde está la competencia en este nuevo escenario comercial?
Fabián: La competencia está en una serie de factores que no están únicamente con el producto. Actualmente el producto compite en “oportunidad y seguridad”. 
Por ejemplo, en vinos, una industria que Chile comparte con Argentina, se compite en  costos, si el vino es orgánico o no, en el tiempo de llegada al mercado, en el cumplimiento de normas ambientales durante el  proceso de  producción.
Ello se debe a que  nuestros mercados de destino son países desarrollados donde el consumidor exigirá no sólo precio, sino otros elementos de la cadena de suministro.
El tema “seguridad” para EE.UU, Unión Europea, Japón, Corea, es importante. Por lo cual, aquí merece considerar el marco normativo SAFE de la Organización Mundial de Comercio (OMA), implementar el programa de Operador Económico Autorizado en nuestras empresas vitivinícolas para que sean certificadas en seguridad y puedan tener ingreso preferencial a los mercados más exigentes.
Ello permite distinguir un fenómeno importante en el comercio exterior. Chile tiene 23 acuerdos comerciales con más de 60 países en el mundo. Pero no es suficiente. Necesitamos cumplir con otros requisitos que aseguren la salida y el ingreso de mercancías, como también, la oportunidad.
 
¿Qué objetos tienen que controlar las Aduanas para brindar seguridad?
Fabián: Hay diversos roles y objetos a fiscalizar: propiedad intelectual (mercaderías falsificadas, derechos de autor pirateados), drogas y sustancias psicotrópicas, medio ambiente. Las Aduanas se ocupan para proteger a la sociedad en su conjunto a los efectos de evitar que elementos peligrosos ingresen y dañen a la población de un país. Esto requiere capacitar a funcionarios  y al sector privado. Una fortaleza de Aduanas de Chile es la cooperación Aduana-Aduana. Hemos firmado 12 acuerdos con países para intercambiar información. Con Argentina desarrollamos cooperaciones interesantes como el Sistema Indira, el Sistema Sintia, asistencia para turistas, entre otros. Es fundamental la cooperación Aduana-Aduana y Aduana-Privados para optimizar el control.
 
¿Qué requisitos se deben cumplir para ser considerada una Aduana del siglo XXI?
Fabián: La OMA recomienda trabajar en términos de alianza público-privado. Chile ha tomado esto como elemental pues el negocio del privado es realizar negocios legítimos. Para lo cual, creamos en el 2013 un Consejo Aduanero Público-Privado e involucra a todos los protagonistas de la cadena de comercio exterior. Preguntamos los problemas, solucionamos,  agilizamos la operatoria y trabajamos en el objetivo común: “Fomentar un comercio exterior legítimo”.
 
¿Es necesario un cambio normativo que se pueda alinear con el sistema informático y el avance de internet?
Fabián: El cuerpo normativo aduanero chileno lo conforman dos leyes fundamentales. La Ley de Aduanas y la Ley Orgánica que resumen las facultades del organismo en el comercio exterior. A propósito de la Reforma Tributaria estamos introduciendo reformas importantes que permitan disminuir la evasión y automatizar algunos procesos. Además incorporaremos ideas nuevas vinculadas con el cumplimiento de  la norma. Para esto hay que capacitar, educar y establecer beneficios a quienes cumplan de forma voluntaria. Hay que incentivar pues la Aduana no está sólo para sancionar sino para facilitar el comercio exterior de aquellos que cumplen las normas.
 
Chile tiene una política importante en zonas francas y la Alianza del Pacífico (AP) procura la integración mediante la cooperación. ¿Es posible una zona franca integrada por los miembros de la AP? 
Fabián: La nota más novedosa de la AP (integrada por México, Colombia, Perú y Chile) es la posibilidad de acumular Origen más que construir una zona franca. Esta acumulación de origen es similar a lo que Asia realiza en la ASEAN. Allí el grado de integración y comercio es 50% más relevante que el de América Latina por las cadenas de valor. Por lo cual, cuando hablemos de integración debemos referirnos a la integración de las cadenas de valor en los procesos de productivos.
 
Entonces ¿qué impactos tiene para Chile el acuerdo aduanero firmado con EE.UU?
Fabián: EEUU es un socio relevante a pesar que en los últimos años China pasó a ser el primer comprador. No obstante, EEUU es el segundo comprador y primer proveedor de Chile. La visita de la Presidenta Michel Bachellet a los EEUU fue afianzar nuestra alianza comercial. Así como en el 2013 se trabajó sobre el Visa Waiver de las personas, recientemente,  el Acuerdo de Asistencia Mutua Aduanera pretende sentar las bases de una cooperación entre Aduanas para un comercio . Nuestros productos no compiten por calidad sino por costo de oportunidad. Este fue el propósito que nuestro Ministro de  Hacienda ha perseguido al firmar el acuerdo aduanero. 
 
Sin embargo, Chile también es importante para los EEUU. ¿por qué le solicitó colaboración para ingresar al Acuerdo TransPacífico?
Fabián: El Acuerdo TransPacífico (Trans-Pacific Partnership, TPP) se remonta al 2005 firmado por Brunéi, Chile, Nueva Zelanda y Singapur Luego se fue ampliando a la Cuenca del Pacífico. Hoy lo integran doce países (Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam). De allí la importancia. Es un proceso que se ha demorado por el tema de propiedad intelectual, muy relevante para Norteamérica. Tiene estándares muy altos en este asunto lo cual hay que conversar. Para esta negociación la colaboración de Chile como la de México es valorada. Chile tiene una economía abierta y en Latinoamérica es un buen ejemplo de libre comercio.
 
¿Cómo define a la Aduana de Chile? 
Fabián: La Aduana de Chile es una aduana abierta al cambio y a la modernización. La modernización es algo dinámico. El crecimiento de Chile depende un 70 por ciento del comercio exterior y en consecuencia, la Aduana es un actor clave. Además, la Aduana tiene dos funciones: 1) proteger a los ciudadanos de mercaderías peligrosas y 2) convertir a Chile en una plataforma de negocios de comercio exterior porque es el motor de nuestro país.-
 
Mira la entrevista en vivo en nuestro Canal Encuentros